Publicado el por en Detodito, Proceso de paz.

A pocas horas de realizarse el plebiscito que busca refrendar los acuerdos de paz entre el gobierno y las Farc, los miembros del Centro Democrático recurren a todo tipo de argumentos para dar reversa a una tendencia que, al menos en las encuestas, no le favorece a los partidarios del No.

Uno de los más sorprendentes ha sido el que defiende la senadora Paloma Valencia, quien ha pedido a la Registraduría que cuente de manera distinta los votos femeninos, pues según ella “todos sabemos que cuando una mujer dice sí, en realidad quiere decir no”.

“Si no me cree, pregúntele a su esposa si está bien. Si ella le dice que sí, salga corriendo, porque seguro que no está bien”, argumentó la senadora a la salida de un foro sobre el plebiscito. “O pregúntele si ya está lista y puede pasar a recogerla. Dígame, ¿está lista o no? ¡Claro que no! Así somos las mujeres y la Registraduría debe tener en cuenta las diferencias de género”, agregó.

Antanas Mockus, quien encabeza las tareas de pedagogía por el sí, asegura que se trata de una estrategia con graves vacíos conceptuales: “Según la falacia lógica de la senadora Paloma, si una mujer dice que sí, en realidad es no, pero no dice si cuando dice no es sí. Así, si dice sí, pero es no, para qué le digo que no si sí”.

El registrador Juan Carlos Galindo declaró que a estas alturas es imposible cambiar las reglas del juego de la votación. “Es una propuesta que, además de descabellada, es machista y sexista. Ahí están pintadas las mujeres, dejando todo para última hora”, puntualizó.

Comentarios

Comentarios