Publicado el por en Farándula, Política.

La senadora liberal Viviane Morales sorprendió esta mañana durante una entrevista con Cristo (Julio Sánchez, no Jesús), cuando expresó que, en caso de separarse, Angelina Jolie y Brad Pitt deberían devolver a sus hijos adoptivos a sus países de origen.

La pareja tiene seis hijos, tres de ellos son adoptados de países subdesarrollados: Maddox (Camboya), Pax (Vietnam) y Zahara (Etiopía).

Al ser cuestionada sobre el difícil cambio de vida que tendrían los niños en el hipotético escenario de regresar a sus países de origen, Morales dijo: “Dios creó a la familia formada por un hombre y una mujer. Al disolverse el sagrado vínculo del matrimonio, esos niños ya no tendrán una vida normal. Es preferible vivir en condiciones un poquito difíciles en Etiopía que vivir la inmoralidad de no tener una familia como Dios manda en Hollywood”.

Los tres niños vivían en condiciones de extrema pobreza antes de ser adoptados, ahora viven en medio de lujos y heredarán una multimillonaria fortuna.

“No debe ser difícil encontrar a los padres biológicos de los niños, aunque estén en Camboya, Chad o Vietnam. Con la tecnología y los teléfonos inteligentes ahora es muy fácil saber dónde está la gente. Estoy segura de que ahora valorarán mucho más a sus hijos y los recibirán más que felices”.

En días recientes se ha especulado sobre la supuesta conducta abusiva de Pitt hacia sus hijos y sobre su presunto consumo de drogas. Morales comentó al respecto que: “No hay padres perfectos, pero mientras sean hombre y mujer, Dios velará por esos angelitos”.

Comentarios

Comentarios