Publicado el por en Economía, Internacional, Tecnología.

La bullosa y congestionada Manhattan se vio aún más perturbada ayer por cuenta de la inauguración ayer de la primera sucursal de la exitosa cadena de almacenes colombiana Only en plena Quinta Avenida.

Largas filas se vieron frente al local, las cuales se iniciaron dos días antes. Estaban conformadas en su mayoría por jóvenes en situación de alternatividad cultural provenientes de Brooklyn y deseosos de una prueba de “comercio local del mundo en desarrollo”. La mayoría buscaba en este lugar un regalo para sus madres con motivo del día que hoy se celebra.

Colombianos residentes en la gran manzana no solo se colaron sino que vendieron puestos, algo que deleitó a los jóvenes neoyorquinos. Incluso se vieron escenas de algunos de estos pidiéndole a transeúntes con facciones latinas que se les colaran para darle un toque adicional de realismo a la experiencia.

Tecnología tradicional, local y sostenible que maravilla al mundo desarrollado.

“Siento mucha culpa todos los días por ser quien soy, hacer lo que hago, y consumir lo que consumo. A veces es realmente insoportable, ni una ducha ni un porro me la quitan. Cuando supe que habría una tienda que viene de uno de esos países que tanto necesitan nuestra iluminación sentí una energía cool que me motivó a venir”, añadió una joven ataviada con prendas de su abuela expidiendo un cierto olor a naftalina.

La gran mayoría de los compradores han dicho que, para seguir en la tónica de lo local, han decidido incluir en la celebración de este día una riña, “tradicional, sostenible y local”, eso sí.

Comentarios

Comentarios