Publicado el por en Internacional, Política.

Una sorpresa se llevaron  autoridades migratorias colombianas al descubrir que entre la larga fila de compatriotas deportados por el gobierno de Maduro se encontraba el venezolano Jairo Andrés Dudamel, quien una vez cruzó la frontera, no pudo evitar la euforia y, al saltar de la dicha, dejó caer su Cédula de Identidad venezolana.

“Cuando me enteré de que Maduro estaba expulsando a los colombianos sin residencia legal, se me ocurrió la idea de pasar para el lado colombiche, haciéndome  pasar por un paisa. Mi sueño era disfrutar los lujos de Colombia, tú sabes: papel higiénico, productos diferentes al whisky, y sobre todo, soñaba con la posibilidad de comer tres veces al día. Duré practicando el acento paisa por si tenía problemas, pero no contaba con que iba a ‘poner la torta’  (meter la pata en Colombia)”, relató.

“Y aunque me dejaron pasar sin problema  con mis 7.000 bolívares, (casi un dolar al momento de escribir esta noticia) me di cuenta de que acá en Colombia, la plata tampoco alcanza para mucho. Espero volver a Caracas cuando consiga lo del pasaje. Llevo de regalo para mi familia unas arepas de carne mechada que ya no hay en Venezuela”, agregó sonriente.

Comentarios

Comentarios