Publicado el por en Bogotá, Internacional, Miscelánea.

La eliminación de la visa Schengen dejaría sin trabajo a los revendedores de puestos en las filas de la embajada de España

La eliminación del visado Schengen para ciudadanos colombianos y peruanos ha traído consecuencias insospechadas para la economía nacional.

Las largas filas que se forman en la embajada española en Bogotá y que algunos emprendedores aprovechan para madrugar y vender su puesto al mejor postor, aparentemente desaparecerán cuando entre en vigor el acuerdo que suprime dicho requisito. Este hecho ha provocado la indignación de los mencionados vendedores de puestos que han convocado a una jornada de protesta en contra de la eliminación del visado, y por consiguiente, de su trabajo.

Aquiles Naravarrete, vocero de los revendedores de puesto explica sus motivos: “Nosotros llevamos muchos años madrugando para vender los puestos que agarramos y de verdad no es justo que de un día para otro la gente deje de hacer fila para sacar la visa. Nosotros también tenemos derecho al trabajo y ya mandamos unos compañeros a hacer fila para radicar una tutela para que no se firme ese tal tratado con la comunión europea.  Acá ya vino un doctor que nos asesora y nos dijo que el derecho al trabajo está por encima del derecho de movilización, y no vamos a cederle el puesto a este tratado que nos deja, literalmente, en la calle.”

Marx Camilo Buitrago, secretario temporal de gobierno y defensa de intereses particulares del Instituto para la Economía Social, da un parte de tranquilidad a este gremio.

“Yo como subsecretario temporal, puedo garantizarle a las personas en condición de venta informal de turnos en filas que la Bogotá Humana buscará la instalación en ese punto de un supercade donde podrán seguir ejerciendo su actividad económica sin problemas. Lo garantizo mientras dure mi gestión en esta secretaría”. Por su parte, el Ministro de Trabajo, Lucho Garzón, anunció la instalación de una mesa de trabajo permanente así como la designación de una comisión de alto nivel para estudiar el tema. No descartó prolongar un año más la remoción del requisito para evitar perjudicar a los cuidadores. “Sería lo justo, más en este gobierno que siempre ha privilegiado a quienes se asocian para imponer sus intereses sobre el bien común, como debe ser en un país moderno y seguro”, afirmó.

Se calcula que el negocio de venta de puestos en la embajada de España genera unos 30 empleos directos  que se llegan a duplicar en época de vacaciones. Este gremio no es el primero que muestra su inconformismo frente a la medida. Ya en su momento los colombianos de bien habían recogido firmas para evitar el fin de esta barrera.

Comentarios

Comentarios