Publicado el por en Aunque usted nos lo crea, Bogotá, Economía, Judicial.

Ayer por la tarde fue radicada una tutela mediante la cual Lucas Rodriguez, un vendedor de 46 años oriundo de El Espinal, Tolima, busca que se le proteja su derecho a trabajo. Rodríguez le había pedido al Alcalde mayor, Enrique Peñalosa, ser reconocido como pequeño empresario, así como en su momento el ahora burgomaestre  reconoció como tal  a un niño que vendía fruta en el pacifico colombiano cuando aspiraba a la presidencia.

“Creo yo de que es muy difícil que se le niegue el trabajo a unos y a otros si se les aliente… No podemos permitir que en de que porque uno es ya mayor entonces nos van a marraniar el trabajo y se lo van a dar solo a los que el considere ‘emprendedores’ e ‘innovadores'”, exclamó frente al juzgado.

“Pues si el dice que hay pequeños empresarios pues déjeme decirle que yo soy una persona en situación de chichón de piso y respondo por mi familia o que me diga que es lo que el considera ‘pequeño’ y que considera ‘pequeño’ el diccionario como pa’ que me de excusas para que yo no pueda vender mi mercancía en la calle” concluyó .

Mientras tanto, el departamento de comunicaciones de la alcaldía asegura que no se debe tomar esto a la ligera. Pues puede malinterpretarse como que la administración esté promoviendo el trabajo de los “más pequeños”. “Eso no quiere decir que si este domingo hay niños vendiendo alfajores y limonada en la plaza de Usaquen se salven del ESMAD…jajajaja”, concluye el vocero.

Por ahora todo queda en una pequeña protesta. Esperamos, eso sí, que estemos ante un paso gigante en pos del bienestar de Don Lucas.

Comentarios

Comentarios