Publicado el por en Política.

Antanas Mockus está promoviendo en redes sociales una guerra de almohadas a la que se han ido uniendo representantes de todas las fuerzas políticas.

El jueves, a las 4:00 p.m., en la Plazoleta del Rosario, en el centro de Bogotá, se espera que miles de personas se unan en la que sería, según el profesor Mockus, la última guerra del país. Sin embargo, no todos apoyan completamente este ejercicio pedagógico.

El primero en pronunciarse en Twitter fue el expresidente Álvaro Uribe, quien manifestó tener gran respeto “por el profesor Mockus”, pero no podía evitar sentir “un tufillo castrochavista” en la iniciativa. “Las guerras se hacen con plomo, con tucanos, blajós (por los helicópteros blackhawks), informantes patrióticos, mejor dicho, como varones. Si no es así, pues mejor que no se hagan, hijitos.  Es que cualquier cosa parecida es una trampa del comunismo, de lobos disfrazados de corderos”, añadió.

“Almohadazos sí, pero sin impunidad”, dijo después en uno de sus trinos, al que le agregó el hashtag #hippies #comeflores. También expresó que si hubiera transeúntes o mirones heridos en medio del desorden “no sería porque estaban recogiendo café”.

El procurador Alejandro Ordóñez también escribió en contra de esta particular manifestación: “Peleas con almohadas no son de hombres de verdad. #Sodomía #reguerodeplumas #contranatura y #pecado”.

Por su parte, los organizadores esperan que sea una oportunidad de desahogarse lúdicamente dejando un gran saldo pedagógico. Eso sí, pidieron a los habitantes de la calle, acostumbrados a usar ladrillos como almohada, abstenerse de participar en la jornada.

Comentarios

Comentarios