Publicado el por en Cultura, Economía.

Malestar e indignación ha generado el lamentable error en el que incurrió el diseñador británico Peter Bailey en el primer boceto que presentó del nuevo billete de 100.000 que llevará el rostro de nuestro Nobel Gabriel García Márquez.

A él se le encargó la elaboración de la pieza numismática con el argumento de que  “esto le va dar un aire más de mundo y cosmopolita a nuestra cultura”. Pero no contaba el Banco de la República con que “Mr. Bailey”, al parecer, no tuviera registro del rostro del escritor razón que habría motivado una lamentable confusión que terminó con la inclusión del destacado escritor brasileño Paulo Coelho, quien para muchos es poseedor de un talento igual o superior al que convirtió en leyenda de la literatura universal al hijo predilecto de Aracataca, Magdalena.

“No creemos que sea tan grave, pues un desliz lo puede tener cualquiera y más si se trata de dos grandes escritores, lo malo hubiera sido si confundía a Gabo con, no sé, di tu, Walter Mercado” afirmó una funcionaria del emisor encargada del proceso de diseño y elaboración del billete.  “Es cuestión de cuadrar un call con Peter y pedirle que haga esos cambios en una hora”.

Lo que no sabe la funcionaria es que, según pudimos establecer de fuentes cercanas a Mr Bailey, este afirma que él no hará ningún cambio ya que según dice tuvo que hacer 40 correcciones antes de presentar esta propuesta, recibió 20 aprobaciones de diferentes funcionarios que iban desde la señora de los tintos hasta de un familiar de un amigo que conoce a alguien en el Banco de la República y que además le están pidiendo RUT actualizado, carta del banco donde tiene la cuenta y todo con la advertencia de que el pago le saldrá en 60 días hábiles.

Comentarios

Comentarios