Publicado el por en Judicial.

SemanaSanta

El tradicional descanso previsto para la siguiente semana por cuenta de la conmemoración católica de la muerte y resurrección de Cristo no tendrá lugar este año.

Todo porque la sala plena de la Corte Constitucional acaba de resolver una tutela presentada  por el Movimiento Secular Colombiano Línea Dura en la que apelando al carácter laico del Estado, consagrado en la Constitución y al derecho a la igualdad religiosa exigieron que los festivos religiosos dejaran de ser días no laborales.

La providencia le da la razón al movimiento ciudadano y ordena que el próximo jueves 2 de abril y viernes 3 de mayo sean días hábiles, tanto en el sector público como en el privado. También dispone cancelar cualquier erogación de fondos estatales con destino a eventos como los que por estos días tendrán lugar en Popayán, ciudad donde tampoco se autorizará el cierre de vías, razón por la que las procesiones tendrán que utilizar las aceras.

Voceros de las diferentes centrales obreras han expresado su “más contundente rechazo” al fallo y han recordado que “el país de los trabajadores es un país católico hasta la médula” y que en sus diferentes sedes regionales es toda una tradición el rezo del rosario proletario todos los días a las 5:00 PM.

Consultados, voceros de la Iglesia han expresado su sorpresa e indignación, y han dicho que, a cambio, harán las gestiones necesarias “para que Dios deje de ser colombiano” y que el pueblo que eligió a estos gobernantes deberá asumir las consecuencias de esto, que incluyen, seguramente, sucesivas derrotas en las definiciones a través de la vía de los cobros desde los doce pasos que deba afrontar la Selección de fútbol de ahora en adelante.

Sorprendido, pues no estaba al tanto de la noticia, el presidente Santos solo atinó a decir que “si hay paz, no habrá una, sino hasta cuatro semanas santas”. Tampoco supo muy bien qué decir el expresidente Álvaro Uribe quien pidió a Paloma Valencia tuitear “fin de semana santa exigencia farc-ateas-comunistas-terroristas preSantos masón acepta feliz”.

Por su parte, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, aseguró que, en consonancia con el fallo, las celebraciones y rituales de la Semana Mayor en Bogotá se mantendrán pero su figura reemplazará la de Cristo  “pues estos cuatro años han sido para Gustavo Petro un auténtico víacrucis por culpa de las mafias que hasta el último día han querido crucificarlo”. Añadió que el viernes santo ha arreglado con el Inpec para que, a cambio de una rebaja de pena, Iván Moreno haga las veces de Gestas, mientras que para hacer de Dimas “le pedimos a cualquier cuñado”.

Comentarios

Comentarios