Publicado el por en Ambiente.

El pájaro Uyuyuy, ahora extinto, a punto de realizar un aterrizaje forzoso.
El pájaro Uyuyuy, ahora extinto, a punto de realizar un aterrizaje forzoso.

Debido a la cacería indiscriminada y a la deforestación, ya no quedan en la tierra especímenes de pájaro Uyuyuy (Corvus Ovis Fortis), denunciaron grupos conservacionistas. Las falsas creencias de la cultura popular acabaron con esta especie.

La pequeña ave se podía aún ver, hasta hace algunos años, volando por las sabanas de Colombia y Venezuela. Su lamento característico al tocar tierra, similar a la voz de un hombre gritando “¡Uyuyuy!”, le dio su particular nombre y lo insertó para siempre en cuentos y canciones de la cultura latinoamericana.

Aunque su caza estuvo prohibida por el Ministerio de Medio Ambiente, fue imposible evitar su extinción, ya que esta ave era muy apreciada en poblaciones campesinas de los Llanos Orientales por considerar que consumirlo otorgaba propiedades afrodisíacas.

Gerardo Pescador, biólogo y coordinador de un grupo de ornitólogos y observadores de aves, confirmó que desde hace al menos un año ya no volvieron a ver ejemplares del ave, muy fácil de distinguir por el tamaño de su aparato reproductor.

El científico responsabiliza de la rápida extinción del animal la mención de éste en la banda sonora de ‘La Catirita’, una telenovela venezolana que es muy popular en la zona fronteriza. “En la canción, que aparece en todos los capítulos, se reafirma la falsa creencia de que consumir los testículos del pájaro aumentan el vigor sexual, ese mensaje se fue quedando en la mente de las personas y acabaron con una especie endémica ireemplazable”.

Catirita, catirita,
mira, yo te quiero muy,
Vengo de tomarme un caldo
de pajarito Uyuyuy.

Silvano Cepeda, compositor de la canción, negó cualquier relación entre la canción y la desaparición del ave. “Eso es como decir que la champeta aumenta la promiscuidad o que el reggaetón baja el coeficiente intelectual, la gente no se deja influir por una simple canción”.

La tala de árboles contribuyó también a la desaparición de esta especie, ya que por el tamaño de su escroto el pájaro Uyuyuy debe hacer sus nidos en ramas muy altas.

Comentarios

Comentarios