Publicado el por en Ambiente, Innovación, Medellín, Nacional.

La nube de contaminación que puso en alerta roja a la capital antioqueña se disipó en las últimas horas, dejando ver un cielo azul nuevamente en la mañana de este domingo. Sin embargo, la causa tras la partida de la nube no serían las medidas tomadas, sino, al parecer,  una extorsión o “vacuna”, a la cual fue sometido el fenómeno por parte de uno de los combos armados que merodean en el Valle de Aburrá.

Según John W. Aristizabal, subsecretario de seguridad, verraquera e innovación ciudadana de la capital paisa, en el momento en que la nube de contaminación se condensaba sobre el barrio Amorcito Corazón Occidental II etapa, uno de los grupos de jóvenes armados que merodean por el barrio, le exigió la suma de un millón de pesos por permanecer y circular en el lugar, ya que había pasado una de las llamadas “fronteras invisibles”, le estaba “calentando y ensuciando el parche” y, por lo tanto, fue claro en que si no entregaba dicha suma de dinero, se exponía a ser abaleada.

“Efectivamente recibimos la denuncia e inmediatamente hablamos con el jefe del combo en cuestión y le explicamos la importancia de no extorsionar a los turistas o extranjeros, ya que este tipo de actos dañan la imagen de la ciudad en el exterior. Alias ‘Gasolina’ comprendió el mensaje y depuso su intención, sin embargo para ese momento, la nube ya se había ido, aterrada, de la ciudad”, manifestó Aristizabal en una improvisada rueda de prensa en el lugar de los hechos, y lanzó, así mismo, un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía:

“Tengan la plena tranquilidad de venir aquí a hacer turismo, negocios o las actividades que a bien tengan, siempre y cuando no hablen mal de la ciudad. Esta es una metrópoli acogedora y llena de gente amable. A la nube, le decimos que en Medellín y su área metropolitana es bienvenida cuando quiera, y que ya a todos los combos de la ciudad les enviamos una circular para que por favor no molesten a los turistas. Esperamos, y reitero, que vuelvan por acá.”

Si bien Migración Colombia confirmó que la nube de contaminación no ha salido del país, su paradero a esta hora es desconocido, pero en principio se descarta un secuestro.

 

Comentarios

Comentarios