Publicado el por en Ciencia, Internacional.

Tras el descubrimiento de un nuevo continente sumergido Llamado Zelandia, la oscura figura de los “tierreros” bogotanos apareció una vez mas, esta vez por cuenta de unos presuntos lotes que estaban vendiendo sin tener el título de propiedad.

Sven Smalkaark, científico holandés miembro del equipo de geólogos y físicos responsables del descubrimiento, anunció con preocupación que la presunta apropiación ilegal de estos terrenos submarinos dificulta la investigación y torpedea años de juicioso trabajo científico, ya que los ‘tierreros’ (nombre común de los urbanizadores ilegales de la capital colombiana) les impiden realizar sus labores alegando ser los legítimos propietarios de los terrenos a no ser que les compren un lote del predio sobre el cual van a desarrollar sus estudios.

Al respecto, Smalkaark profundiza: “Cuando llegamos al lugar de la investigación en el barco, un señor que decía ser el dueño de los terrenos nos dijo que si queríamos quedarnos, teníamos que comprarle un lote listo para construcción con licencia y planes de instalación de acueducto, luz y alcantarillado. Inmediatamente procedimos a entregarle la plata al señor, y cual no sería nuestra sorpresa al ver que el certificado de tradición y libertad estaba a nombre un tercero que nada tenía que ver con el señor que nos vendió el terreno. Como dicen allá en Colombia… Uy Echeverry…”

Las autoridades recomiendan a científicos, investigadores, buzos y compradores de buena fe, que investiguen bien la tradición de los inmuebles que piensan comprar en Zelandia para no caer en las estafas como las que sufrió el señor Smalkaark.

Comentarios

Comentarios