Publicado el por en Interné, Política, Tecnología.

El técnico de inteligencia, interceptaciones y amedrentamiento humanitario William Vargas, sufrió esta mañana lo que algunos religiosos llaman ‘estigmas’. Esto tras interceptar y acceder al contenido del celular del ex-procurador Ordoñez.

Fuentes del organismo de inteligencia confirmaron a este medio que cuando Vargas revisaba remotamente dicho celular desde su equipo de espionaje, súbitamente sus ojos se irritaron y empezó a llorar lágrimas de sangre, su estómago se revolvió y le salieron heridas en sus hombros como si tuviera unas cargaderas de fuego. El pantalón se le subió casi a la altura de las costillas generándole un terrible dolor en sus partes íntimas y aumentó 40 kilos.

“Lo que Vargas vio debió ser muy miedoso, porque para tener semejante reacción, seguramente no era algo de este mundo”, manifestó uno de sus compañeros de trabajo asignado a la interceptación del whatsapp de Lady Noriega.

Fuentes de la iglesia no se han manifestado sobre el particular, aunque se supo a última hora que ya será enviada una comisión de alto nivel para estudiar el fenómeno que consideran, a todas luces, positivo para el futuro del país.

 

Comentarios

Comentarios