Publicado el por en Bogotá, Tecnología.

Iracundos, un grupo de por lo menos 500 taxistas ha advertido a las personas que se desplazan en vehículos tipo van por la ciudad a la caza de ‘pokemones’ del popular juego Pokemón Go que estén alerta pues no permitirán más “esa vagabundería”.

“Con el derecho que nos confieren décadas de cogobierno hemos dispuesto de fuerzas élites con lo más granado de nuestros conductores para dar con estos antisociales y ponerlos a buen recaudo”, afirmó su vocero Hugo Ortiz.

Ortiz asegura que su gremio ve dicha práctica como una amenaza directa a su integridad y a su negocio. A su integridad dado el conocido remoquete de “Pikachús” con el que se conoce a los vehículos marca Hyundai que conforman el 85% del parque de taxis de la ciudad.  Y al negocio pues, en sus palabras, “cualquiera que establezca una modalidad de transporte que no involucre vehículos amarillos, sea para el fin que sea está incurriendo en el delito de competencia desleal a la luz de nuestros códigos y se hace merecedor de una sanción aleccionante que no excluye, ni más faltaba, la agresión”.

Ortiz fue enfático en que si alguien quiere ir tras un pokemón, “pues tiene la obligación de hacerlo en un taxi amarillo, de la misma manera que si tiene que ir al banco, por leche, al aeropuerto, a un motel, es obligación usar los amarillos y si se atreven a utilizar cualquier otra modalidad, incluso echar moncayo -por caminar- pues aténganse a las consecuencias”.

La Secretaría de Movilidad aplaudió la actitud de los taxistas, reconoció su apego histórico a la modalidad de Carreño y anunció un bono del 30% en el valor de cada carrera que deberán pagar los usuarios por el aporte de estos a la persecución de las pokerutas.

Comentarios

Comentarios