Publicado el por en Bogotá.

Como Arsenio Gutiérrez fue identificado el taxista responsable de la destrucción de un mercado de frutas y verduras en el barrio Bochica de Bogotá. Testigos aseguran que el conductor, colérico, arremetió con su vehículo contra el local.

“Yo estaba mercando lo del almuerzo cuando ese animal entró con taxi y todo y acabó encima de los plátanos. Accidente no fue, porque después se bajó a pisotear las guanábanas y todo lo que iba encontrando”, aseguró, todavía temblando por el susto, Carmenza Rosas, vecina y compradora frecuente de Pescarnifruver.

“Hasta agarró una cuchilla de afeitar y arrancó a gritar que don Uldarico es grande, que comandante Hugo Ospina venceremos, mientras amenazaba como con cortarse en el cuello, yo le tapé los ojos a mi nieta”, añadió.

Luego del ataque de rabia, el taxista fue perseguido y retenido por los vecinos, que lo amarraron a un poste en espera de la policía del sector. Gutiérrez pidió disculpas y aseguró que se trataba de un error de interpretación.

“Los compañeros estaban organizando acabar con un Uber que rondaba por acá, pero mi radio no se oye bien y yo entendí fue Fruver, y por eso le di con toda al local. Pido que me disculpen por el malentendido, yo apenas llevo una semana de taxista”, dijo Arsenio Gutiérrez.

Efectivamente, se comprobó que el automotor no era de propiedad de Gutiérrez, quien deberá pagar el arreglo del taxi, del marco de las gafas de doña Carmenza y de los muebles de Pescarnifruver.

Comentarios

Comentarios