Publicado el por en Cultura, Internacional.

Sorprendidos se vieron miles de parisinos esta mañana al ver que un grupo de individuos de nacionalidad colombiana taparon por iniciativa propia algunos pequeños baches en la céntrica avenida de los Campos Elíseos a cambio de lo que dispuso “el buen corazón” de los que en ese momento pasaban en su automóvil.

Al haber presencia de fuego (para calentar el asfalto reciclado) y de armas no convencionales (garlanchas) se dispuso un rápido operativo de la Gendarmería que terminó con el arresto de los suramericanos. Las sirenas de las patrullas generaron algo de pánico entre algunos transeúntes, mientras que los más osados simplemente las ignoraron y procedieron a tomarse selfis con los obreros de ocasión. Una turista canadiense aseguró, sin que se pudiera comprobar, que uno de ellos utilizó lenguaje sexista para referirse a ella.

Pero pronto se superó el episodio: rápidamente gestiones del Ministerio de Cultura colombiano con su par francés lograron explicarle a las autoridades que en realidad se trataba de un performance artístico por parte del colectivo integral autogestionado bogotano “Dios se lo pague” invitado la ciudad luz en el marco del año Francia-Colombia.

“Ya hablamos con los muchachos y amablemente les hicimos saber que su arte debe tener como marco el contexto político y de seguridad del país en el que están. Que lo que hicieron los pudo haber puesto en serio riesgo”, afirmó a este medio una vocera del Ministerio de Cultura en Bogotá.

La sanción para el colectivo se limitará a entregarle al ministerio los pocos euros que alcanzaron a recopilar. “La chimba, entonces ahora también seremos tapahuecos voluntarios pero del hueco fiscal que está seveeero, parce”, declaró, alterado, uno de sus integrantes.

Comentarios

Comentarios