Publicado el por en Bogotá, Política.

Más que el triple empate entre los candidatos Pardo, Peñalosa y López, la encuesta elaborada por Datexco y revelada hoy por El Tiempo y la W llamó la atención por un hecho que no estaba en las cuentas de nadie: el 8.1% de los indagados que asegura votará por el conocido periodista Rodrigo Pardo.

Lo llamativo es que este no es y, hasta donde hemos podido averiguar, tampoco será aspirante. El hecho se le atribuye más bien a la recurrente confusión en el imaginario popular de su rostro y nombre con el de Rafael Pardo, este sí contendor.

El tema ha sido tomado con una combinación de esperanza y preocupación las filas de Pardo, pues es evidente que ese 8 por ciento les pertenece, pero ahora tienen el duro reto de trasladarlo a sus apoyos. Inquieta, claro, porque confirma los serios problemas de reconocimiento del titular de la candidatura.

Por lo pronto hemos conocido que en las huestes pardistas se diseña una estrategia para aclarar de una buena vez la confusión que podría dar al traste con un esfuerzo de más de un año. A partir del próximo lunes repartirán camisetas en las calles con la sugestiva leyenda: “It’s Rafael, not Rodrigo”. “Lo hacemos en inglés porque así matamos dos pájaros de un tiro: aclaramos y conquistamos votos entre la gente de bien, se los quitamos a Peñalosa”, nos confió una alta fuente de la campaña.

Otro asesor añadió que esto es una ventaja, pues no descartan que en la recta final mientras Rafael alza bebés en el Sur de la ciudad, se contrate a Rodrigo para que eche discursos en el Norte. “Ningún candidato tiene esa ventaja comparativa. Tal vez Clara con Tronchatoro, pero Pam Ferris, la actriz, ya dijo que por nada del mundo viene a esta selva y menos a revivir un personaje que terminó marcándola negativamente, como Daniela a Ana Victoria Beltrán”.

Así serán las camisetas que repartirá la campaña de Rafael.
Así serán las camisetas que repartirá la campaña de Rafael.

Consultado al respecto, Rafael afirmó: “Es un karma al que ambos ya nos acostumbramos. Le digo más: con frecuencia llega a mi casa una pizza de pepperoni que yo no pedí, porque yo soy alérgico, pero yo sé que a Rodrigo sí le gusta el pepperoni entonces le doy al joven del domicilio la dirección de él para que corrija su equivocación”

Por su parte, Rodrigo añadió: “En un Hay Festival yo llegué a Cartagena sin reservas, no tenía dónde quedarme, por suerte Rafael tenía una en el Santa Clara, yo llegué y de inmediato me lo dieron. Pobre. Creo que esa noche tuvo que dormir en la playa. En venganza llamó a mí nombre al Citibank diciendo que estaba muy interesado en absolutamente todos sus servicios crediticios, fue una venganza dulce, lo acepto”, declaró mientras apagaba el celular ante las insistentes llamadas de Roy Barreras.

Comentarios

Comentarios