Publicado el por en Judicial, Política.

UldaricoMesa

El ambiente de optimismo que reinaba en torno a los diálogos con las Farc luego de anuncios tan importantes como el acuerdo sobre el desminado y el de la suspensión de los bombardeos se evaporó súbitamente hoy tras conocerse que Uldarico Peña no ve con buenos ojos las negociaciones.

“A perro viejo no lo capan dos veces, joven. Cuando desmovilizaron al Eme hace 25 años le dieron un taxi a cada guerrillero y nos iban dañando el gremio y el negocio. Y si esos eran poquitos, no me imagino el acabose que va a ser ahora. Además estos son comunistas y ninguno, me dicen, cree en la virgen del Carmen, primero tendrían que comenzar por revisar eso”, afirmó el polémico transportador a AP.

Las palabras de Peña inmediatamente sembraron zozobra en la isla, y en ambos lados de la mesa. “Nosotros no nos arrodillamos ni nos arrodillaremos nunca ante la plutocracia colombiana, ni ante el imperialismo, mucho menos ante los dictámenes del gran capital transnacional, pero ante don Uldarico la cosa cambia, no sé, estoy confundido, esta tarde hay reunión extraordinaria del secretariado para ver qué hacer, no les puedo decir más, permiso”, afirmó Iván Márquez, visiblemente preocupado, ante una nube de reporteros.

Luego, extra micrófono aseguró que “Uber es la machera”, añadió que ellos sí van hasta los campamentos y que muchos comandantes de frente lo prefieren desde la vez que uno de ellos se vio copado por taxis amarillos luego de una pelea con uno por no tener vueltas de un billete de 5.000 para pagar una carrera de 4.500.

“Hemos dicho, y lo reiteramos, que aquí en La Habana no se va a poner en tela de juicio ni el sistema económico ni la doctrina militar. Mucho menos vamos a dejar de proteger a quienes desde sus monopolios hacen patria. Si don Uldarico siente que algo de lo acordado aquí lo perjudica, de antemano disculpas, lo enmendaremos. Lo importante es  que tenga la certeza de que existe la plena disposición por parte del gobierno de complacerlo, como siempre lo hemos hecho desde tiempos de Carlos Lleras”, declaró, por su parte, Humberto de la Calle.

“Si el doctor Uribe no se quiere subir al bus de la paz, allá él. Si hay sectores en la fuerza pública que no le caminan al proceso, que den un paso al costado. Pero si don Uldarico no nos apoya, ahí sí el pueblo colombiano debe preocuparse. No podrían seguir los diálogos. Hay que reconocer que un paro de taxistas bien puede socavar y desmoronar en cosa de días los cimientos del estado de derecho, es la verdad, yo no puedo mentirle a los colombianos”, declaró, abriendo una ventana de incertidumbre sobre lo que vendrá ahora, el presidente Juan Manuel Santos.

Comentarios

Comentarios