Publicado el por en Deportes, Internacional, Judicial.

Luego de ser condenado a 21 meses de prisión por un fraude que alcanzaría los 4,1 millones de euros y que llevó a cabo a través de paraísos fiscales, el astro argentino Lionel Messi evalúa alternativas.

Una de ellas ha generado gran sorpresa y es la de que si el juez llega a ordenar su arresto, solicitará que este se haga efectivo nada menos que en la Penitenciaría Nacional La Picota, de Bogotá, Colombia.

“Se trata de encontrar un lugar acorde con el estilo de vida de Lio: es decir, con lujos, comodidades e infraestructura para que pueda continuar con sus entrenamientos. Y este lugar lo tiene todo. Celdas con piso en mármol, TV, saunas, peceras con M&M’s de un solo color, emprendedores que serían grandes aliados para futuros negocios, gimnasio y, por supuesto, cancha de fútbol. Él en realidad quisiera una cancha por cárcel”, explica Thiago Palazzezi, su asistente jurídico.

“No queremos que el Lio termine quién sabe donde, vos sabés, él es retraído y necesita todo un mundo adaptado para él sino se pone agresivo”, añade.

La propuesta de la defensa de Messi incluye que el ‘Diez’ salga los fines de semana a jugar partidos con equipos del rentado local -siempre y cuando estos no sean aplazados, como es la tendencia en este país de Suramérica- para brindar espectáculo, ayudar a levantar el paupérrimo nivel de la competición y, de esta forma, hacer trabajo social que le permita disminuir el tiempo de su pena.

Comentarios

Comentarios