Publicado el por en Ambiente, Innovación, Política.

Así lo afirmó esta mañana en declaraciones entregadas mientras inauguraba la bolsa de azúcar que faltaba en su cocina.

“Yo soy de los que ve el vaso medio lleno. Que en este caso es el río medio vacío. No le pongamos tanta tiza al verano y a la sequía del Magdalena. Los invito a comenzar el año con actitud positiva, por eso les digo: donde termine rápido el proceso de secado, para marzo les tengo abierta la licitación de una mega, óigase bien, megaautopista 4G por ese corredor, fundamental para la competitividad del país”, afirmó.

“Qué alegría que el Niño nos traiga esta obra, que sería una bendición para el país. Ya me la imagino: cinco carriles en cada sentido; barreras para evitar el incómodo paso de armadillos, osos perezosos e iguanas que obligan a frenazos inesperados; paradores cada veinte kilómetros con sucursales bancarias, puestos de inscripción de cédulas, plazas de comidas y, luego de las casas, locales, sí, ¡locales gratis!:  un Subway un Starbucks, un McDonald’s para que los viajeros ya no tengan que someterse a los microorganismos de los platos locales que son, permítanme la comparación, 2G y lo ponen a uno blandito. La idea es que puedan llegar a la costa a seguir consumiendo sanitos de la barriga; una maravilla, ¿no creen?”.

Otro aspecto de la obra sería un espejo de agua central, similar al del Eje Ambiental de Bogotá. “Así los niños pueden bajar y hacer pipí e incluso popó en cualquier punto. Pero es algo provisional, pues los colombianitos 5G ya vendrán con supresión de esfínteres”.

Según pudo establecer este medio, el proyecto ya está en curso, en fase de estudios preparatorios a cargo de la prestigiosa firma Goyeneche Consulting inc.

Comentarios

Comentarios