Publicado el por en Economía, Judicial.

Una buena noticia se desprendió de la declaratoria de ilegalidad del paro de pilotos de Avianca por parte de la Corte Suprema.

Al considerar el del transporte aéreo como un servicio público esencial, el gobierno actuará para poner fin a los abusos en los precios de los pasajes.

“El agua, la electricidad y el gas, entre otros, son servicios públicos esenciales y sobre ellos hay un control muy estricto del Estado. En algunos casos, como el del agua, existe incluso un mínimo vital gratuito. La idea entonces es sancionar severamente a las empresas aéreas que cobren un millón de pesos por un pasaje Bogotá-Cartagena o por el saludo de la azafata, como ya ocurre con las denominadas ‘low cost'”, expresó el magistrado José Julio Jaimes.

En cuanto al mínimo gratuito, no se descarta que todos los colombianos puedan gozar de un tiquete nacional ida y vuelta al año, dos tratándose de adultos mayores.

“La idea es implementar un control digital, dinámico, en tiempo real. De tal manera que si usted busca un tiquete en un sitio web y encuentra un exabrupto como los que hoy se ven, de un trayecto corto nacional a dos o tres millones usted pueda con un solo clic denunciar ante la Aerocivil e inmediatamente lograr un precio razonable”, concluyó Jaimes.

Comentarios

Comentarios