Publicado el por en Interné, Política.

Hoy en horas de la madrugada se libró la que expertos consideran la batalla más épica jamás librada en una red social.

El Senador del Centro Democrático Álvaro Uribe decidió arremeter contra sí mismo por unos trinos que él mismo había escrito años y meses atrás completamente en desacuerdo con su actual forma de pensar.

“Usted, defensor de los mentirosos…” “A mí no me levante la voz…” “Le voy a dar en la cara…” y muchos otros trinos de idéntico calibre se vieron en este rifirrafe que pudo ser digno del mejor soliloquio escrito por Shakespeare.

Se rumora que como resultado del incidente, el mismo  expresidente se radicó una querella en la inspección de Policía de Llanogrande, Antioquia, en la que aspira a una caución que le permita mantenerse alejado de sí mismo

Algunas de sus amistades más cercanas aseguran que todo esto fue producto de unas gotas de valeriana adulterada.

Comentarios

Comentarios