Publicado el por en Entretenimiento, Farándula, Internacional, Política.

El Presidente dijo estar "muy contento" por haber ganado una semana de vacaciones.

Ayer, el presidente Juan Manuel Santos fue objeto de una broma por parte de una emisora española y terminó comprando un plan de vacaciones para su familia en el Zuana Beach Resort.

Es la segunda vez que cae, después de pasar al teléfono en una pega del programa Tiempo de Juego de la Cadena COPE, en la que creyó conversar con Emilio Butragueño sobre el incidente de James Rodríguez por exceso de velocidad en una autopista de Madrid.

Esta vez, Paco Abascal, de la cadena 40 principales de Madrid, mantuvo una conversación de 12 minutos con el mandatario en la que lo pudo convencer de los beneficios de poder gozar de una semana al año de sol en Santa Marta.

“Es muy común recibir llamadas de bromistas. Al menos una vez por semana recibimos llamadas preguntando si acá lavan ropa o si vendemos lámparas de pie, pero el presidente siempre se lo toma con buen humor y sabe cómo responder amablemente”, comentó un funcionario de la Casa de Nariño que no quiso dar su nombre.

Antes de la llamada, el locutor dijo querer comprobar de nuevo lo fácil que es que el presidente “se ponga al teléfono”. El mandatario se mostró muy interesado en la promoción, que lo beneficiaba con una semana gratis en cualquier resort del país e incluso estuvo a punto de dar al aire el número de su tarjeta de crédito, pero fue interrumpido por Abascal para evitar poner en riesgo su información personal.

Fuentes cercanas al Presidente manifestaron que no habrá cambios en el protocolo para pasar al teléfono, pues se trata de casos inofensivos y Santos prefiere, siempre que sea posible, hacerse cargo él mismo de las llamadas.

Comentarios

Comentarios