Publicado el por en Bogotá, Entretenimiento, Farándula, Tendencias.

PuenteCaido

El mundo del arte se mueve a toda velocidad y lo que para algunos es basura, para otros es un tesoro. Esto lo confirmó la reciente visita a la capital del renombrado coleccionista de arte Prodayet Dym, quien es conocido en las altas esferas de la cultura no solo por su excéntrica y nutrida colección de arte sino también por sus relaciones con el presidente Vladimir Putin, a quien aconseja desde hace años en materia de eventos culturales, incluida la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Sochi.

La visita de Dym, más allá de visitar a coleccionistas privados y galeristas de la zona norte de la ciudad, tenía como finalidad terminar de ajustar los detalles de su más reciente adquisición: el puente peatonal de la carrera 11 con calle 103. El cual se convirtió en su obsesión desde el día en que lo divisó cuando navegaba en Google Maps por la capital, como preparación a su venida.

“Esta va a ser la joya de mi colección. La representación de lo efímero, de la fragilidad del hombre y sus instituciones, de la delicadeza de la vida y la destrucción de las esperanzas de una ciudad, todo está en estos escombros. Me siento muy orgullo de por fin tener un pedacito de Colombia pues traté de llegar a un acuerdo con la firma CDO para negociar las ruinas de Space, pero no llegamos a nada”, dijo Dym en una rueda de prensa en la alcaldía de Bogotá, a donde fue invitado por el alcalde Gustavo Petro, que, según dice él mismo, fue contactó al magnate ruso como parte de un reciente programa de intercambio cultural de la Bogotá Humana.

La instalación, que permanecerá en su lugar hasta finales de octubre, mes del arte en Bogotá, fue bautizada por el mismo Dym como “Vertex militsiya analogov” o “Vértice de milicia sin par” y se puede visitar con cita previa. Así lo harán este fin de semana dos coleccionistas de arte europeos, para quienes la Cámara de Comercio ha adecuado una van con sillas de cuero y unos termos con canelazo, que recorrerán la obra acompañados de María Paz Gaviria, para quien la Cámara adecuó un butaquito en la parte delantera del vehículo.

Comentarios

Comentarios