Publicado el por en Política.

PisaRoy

A raíz de los malos resultados que el país viene obteniendo sistemáticamente en las pruebas que tienen la misma denominación que la ciudad italiana famosa por su torre inclinada, el parlamentario exigió esta mañana que el país “marque urgente distancia de ese epicentro del mal y haga sentir su más firme voz de protesta contra los ataques que de allá provienen y que tanto afectan la buena imagen del país en el exterior”.

Cuando asesores y periodistas intentaron interrumpirlo, Barreras continuó la perorata: “es que ya no más, esto es un abuso que alguien tiene que frenar, ¿de cuándo acá una ciudad que no fue capaz de hacer una pinche torre bien viene a darnos cátedra sobre cómo debemos educar a nuestros jóvenes? ¿Qué autoridad moral tienen ellos que no fueron capaces de impedir que su producto insignia fuera contaminado con bocadillo y arequipe en los bordes como vemos en las calles? ¿Ah?”

Dicho lo anterior, el senador vallecaucano, quien, absorto en su oratoria no se percató de las sonrisas que a esa altura ya pululaban en el auditorio, lanzó la siguiente propuesta: “lo primero es borrar cualquier rastro de esa ciudad en nuestro territorio, gestionaré ya mismo una partida con la ANI para mandar enderezar todos los edificios que en el sector del Lago día tras día le rinden silente homenaje a una ciudad malvada que ha dado muestras hasta la saciedad que de nosotros solo merece desprecio. Además: ¡me encargaré yo personalmente de que siga adelante la usurpación de la pisa, que le echen bocadillo, manjar blanco, jalea, postre de natas, lo que sea con tal de dejar muy claro que esta patria se respeta!”

Una vez terminada su intervención, un asesor que se le acercó para advertirle sobre la serie de imprecisiones en las que había caído. Entonces Barreras aseguró que los periodistas presentes habían entendido mal, que él desde el primer momento afirmó que estas pruebas son necesarias para tener un diagnóstico que, aunque negativo por lo pronto, es el indicado para trazar la hoja de ruta que conducirá al país a mejores tiempos de la mano del presidente Juan Manuel Santos.

Comentarios

Comentarios