Publicado el por en Interné.

Una cadena que ha circulado en la última semana entre los usuarios de este servicio y que advierte sobre un hueco en la calle 134 de Bogotá pasará a la historia como la primera con sustento real, ciento por ciento verificable. El mensaje reza:

“ATENCIÓN, URGENTE, LO QUE LA SECRETARÍA DE MOVILIDAD NO QUIERE QUE SEPAS: Un cráter gigante apareció en la calle 134 frente a la carrera 12, una amiga que se detuvo y puso la oreja pudo escuchar una pelea entre una pareja china por quién cuidaba al niño este sábado. EL HUECO ES ENORME, REPITO, EL HUECO ES GIGANTE, EL FONDO ESTÁ LLENO DE ACEITE DE CÁRTERES ROTOS, TIJERAS, ELFOS Y CIGÜEÑALES. QUE TODO BOGOTÁ SEPA. PÁSALO A TUS CONTACTOS”, reza la misiva.

Aunque algunos detalles podrían provenir de la fantasía -sobre todo lo del aceite y aquello de la  la secretaría de movilidad que no quiere que sepas, todo lo demás es verificable- el mensaje en su esencia es verídico, algo sin antecedentes entre los contenidos que pululan en esta red y que se difunden a velocidades Mac 2 gracias al decidido aporte de padres, madres, tías, tíos, abuelas,abuelos y bases del Centro Democrático. Un reportero de este portal enviado al lugar pudo incluso rescatar un elfo bebé en lamentable estado cuya adopción por parte de cualquier habitante caritativo del submundo capitalino promovemos a esta hora desde nuestro fan page de Facebook.

No obstante, tías asustadas se negaron a creer en la veracidad del mensaje. “Yo sí creo cosas sensatas como que si no comparto una cadena va a cambiar el eje de rotación de la tierra o que si logro pasar un mensaje a 1.000 personas el calvo del Madrid va a dejar jugar al colombiano, pero a otro con ese cuento de un hueco gigante”, aseguró Luz de Baccarat, que accedió a atender a este medio mientras esperaba la llegada de la ‘grúa del seguro’ a recoger su maltrecho Renault 9 Brío, víctima, justamente, del cráter de marras.

Comentarios

Comentarios