Publicado el por en Política.

20140614-190732-68852519.jpg

La medida acaba de ser tomada en la sala de crisis del ente electoral. “Aunque lo acabamos de decidir, ya lo teníamos previsto. Sabíamos que la deshidratación, el dolor de cabeza y la fotosensibilidad, consecuencia natural de los excesos que acarreará la celebración de la importante victoria lograda contra Grecia son una amenaza mucho más seria contra la democracia que las FARC, el clientelismo o los cortes en el fluido eléctrico tan comunes en estas fechas”, declaró el registrador nacional, Carlos Ariel Sánchez.

Por lo anterior, la entidad que dirige acaba de activar el plan de contingencia que consiste en ubicar una gran olla tipo comunitaria en cada uno de los más de 20.000 puestos de votación del país. En ellas, y con la asesoría vía skype de la reconocida chef Leonor Espinosa, se preparará una cantidad de caldo de costilla suficiente para contrarrestar el guayabo de cada uno de los votantes. “De esta forma los colombianos no tendrán excusa para cumplir mañana su cita sagrada con la democracia”, añadió Sánchez.

Mientras la campaña santista aplaudió la iniciativa no sin antes sugerir que sea bautizada “el caldo de cultivo para la paz”, desde las filas uribistas se alertó sobre un supuesto plan diabólico para añadirle cilantro con sedantes producidos artificialmente en Cuba y Caracas con capacidad para doblegar la voluntad de los electores.

Comentarios

Comentarios