Publicado el por en Miscelánea, Política, Tendencias.

siesta1
Escenas como estas ya no se volverán a ver en las oficinas colombianas de aprobarse la iniciativa.

La reforma laboral que prepara el Ministerio del Trabajo y que será presentada al Congreso una vez comiencen en marzo las sesiones legislativas trae una agradable sorpresa para los trabajadores colombianos: una hora obligatoria para la siesta.

AP tuvo acceso al articulado del proyecto y pudo constatar que el texto establece que en aras de mejorar el desempeño laboral pero sobre todo la digestión de los trabajadores será obligatorio un descanso horizontal de una hora posterior al almuerzo. La norma también obligaría a las empresas a adecuar “sesteaderos”, esto es, espacios con colchonetas, hamacas o, en el mejor casos, camas para ejercer con plenas condiciones la nueva prebenda. Se sugiere igualmente adecuar un sistema de sonido que permita a los empleados escuchar el exitoso programa radial El pulso del fútbol.

Al parecer, el Ministerio se estaría basando en un reciente estudio de la Universidad de Illinois que constató un desempeño laboral superior en una población que durante tres años durmió tras almorzar comparado con un grupo que simplemente caminó, tomó tinto o echó chistes flojos con palillo en la boca tras ingerir alimentos.

Consultado, un directivo de la CUT afirmó: “Esta es otra maniobra de la oligarquía para alienar al proletariado, para favorecer su somnolencia y así tratar de desactivar el surgimiento de una conciencia de clase y de una lucha por conquistar sus derechos históricamente usurpados, tarea para la que es fundamental estar siempre atentos, siempre alerta, siempre despiertos, no nos gusta, es un vulgar sofisma de distracción”.

Coincide en el rechazo la Procuraduría. Un vocero de esta entidad fue contundente: “la horizontalidad solo es aceptable en los aposentos matrimoniales. Tolerar que la gente asuma esta postura en el lugar del trabajo sería un triunfo de la conspiración judeomasónicasatánica que pretende, como ya lo sabemos, sembrar la lascivia en los más diversos espacios de vida de la gente mediante movidas sutiles y, en apariencia, atractivas como esta. Además, se promueve la flojera; vemos aquí la primera cuota para la degeneración moral y, de paso, económica de la patria. Miren cómo está Europa ahora, otra sería la historia si no les hubiera dado el embeleco promovido por el marxismo del descanso semanal”.

Por último, un portavoz del Ministerio fue tajante al desmentir cualquier relación entre esta medida y la permanente disposición a la somnolencia del actual titular de la cartera. También negó que la norma, de aprobarse, fuera a denominarse la “Ley Holguín Sardi”.

Comentarios

Comentarios