Publicado el por en Tendencias.

Una nueva tendencia viene tomando vuelo entre las jóvenes adineradas del país: pedir un esquema de seguridad de regalo de quince años.

Tal es el auge de dicho presente, que superó a los implantes de silicona en la última medición de la firma Raddar, que indaga sobre tendencias de consumo.

“Sí, pille la sala de espera, pura ‘cuchibarbie’, eso antes era lleno de peladas, pero cada vez se ven menos porque la moda ahora es que les den escoltas de quince. Tanto que el duro acá de la clínica montó con un socio de Cartago empresa de seguridad privada”, aseguró un médico especialista en cirugía estética que pidió reserva de su identidad.

“Tener tetas en este país te abre muchos caminos, pero tener escolta también y te da más beneficios: como parquear en cualquier lado, no tener pico y placa y poder hacer básicamente lo que te de la gana porque los tombos siempre piensan que si uno tiene escolta entonces es hija de un capo o un ministro o un general y prefieren no joder”, declaró Samanta*.

La opinión de un experto de la firma en cuestión, coincide con la de la entrevistada. “Las jóvenes millenials son cada vez más racionales en sus elecciones de consumo. Y aunque los implantes puedan tener un beneficio a corto plazo fuerte, ellas saben no solo de que cada vez hay más riesgos con las cirugías, sino que la estética, como la política es dinámica, y en poco tiempo tener senos voluptuosos puede pasar de moda definitivamente. En cambio está más que probado que andar en una camioneta blindada con un carro adelante, otro atrás y dos motos pasando por encima de todo el mundo, echando pito y madrazos al que se atraviese seguirá siendo la mejor manera de llegar el éxito en Colombia, con o sin posconflicto. ¿O es que usted cree que los de las jefes Farc van a andar en Transmilenio?”.

*Nombre cambiado a petición de la fuente.

Comentarios

Comentarios