Publicado el por en Innovación, Política.

gerlein

La Asociación Colombiana de Productores de Mermelada -ASOCOMER- que agremia las empresas dedicadas a la producción de estas jaleas, manifestó su intención de adelantar acciones legales contra el Gobierno Nacional y varios partidos por la mala utilización del término mermelada.

Según el gremio, las más recientes mediciones de consumo muestran una caída en la adquisición de este producto por parte de las familias colombianas, de acuerdo con las encuestas esto se debería en gran medida a la mala prensa que se le ha dado al término en el actual debate político.

Su representante afirmó que “no hay derecho que nuestras empresas estén al borde de la quiebra porque los políticos de manera irresponsable se han apropiado del término”, haciendo un reclamo de manera airada se preguntó “¿por qué la mermelada? Bien pudieron hablar del arequipe o de la mantequilla pero preciso tenía que ser mermelada”.

Un caso similar se había presentado hace algunas décadas cuando la compañía Fruco estuvo a punto de llevar a los tribunales al cantante caribeño que asumió el mismo nombre. El caso no llego a mayores ya que hubo una conciliación luego de que el cantante añadiera el sufijo “y sus tesos” para diferenciarse de las compañía alimenticia.

Ante la noticia, un vocero del Gobierno Nacional afirmó que la demanda le parecería absurda, ya que según su interpretación lo que se está dando es una actualización de términos en la política, “antes se hablaba del Cómo voy yo -CVY- ” ahora la gente la gente habla de esparcir la mermelada para referirse a lo mismo, “si la cosa fuera tan grave hace años nos hubiera demandado la Asociación Colombiana de Porcicultores por el uso de la expresión “cómo se reparten la marrana”, expresó.

Al enterarse de la disputa, una prestigiosa compañía de publicidad, recomendó a ASOCOMER que lo mejor era sacarle provecho a la confusión, “bien podrían lazar una mermelada agria con la cara del Senador Uribe, una mermelada insípida con la cara de Peñalosa, un frasco de mermelada vacío con la cara del senador Barreras o una mermelada hiperañeja con el busto del Senador Gerlein”.

Otra opción podría ser incluir cromos con la cara de cada congresista para llenar un álbum como el de chocolatinas Jet, o poner unos cromos premiados difíciles de conseguir con los candidatos del MIRA y al que los encuentre regalarle un tour por una fábrica de mermelada o incluso ir a un culto con la pastora Piraquive. Siguiendo la lógica de la política, hay que ser creativo y buscar negocio en todo, afirmó el experto en Marketing representante de la compañía. ASOCOMER afirmo, al cierre de esta nota, que está evaluando esas opciones.

Comentarios

Comentarios