Publicado el por en Política.

procuradormoteles

La política del Gobierno Nacional de demoler los lugares de venta de estupefacientes más conocidos como “ollas” tuvo un efecto inesperado.

Inspirados en esa estrategia, altos funcionarios de la Procuraduría General de la Nación estarían preparando una propuesta que seguramente generará enorme polémica: derribar moteles que se compruebe que fueron escenario de relaciones sexuales extramaritales.

Aunque de entrada lo planteado suena descabellado, fuentes cercanas al ente disciplinario nos confirmaron que la normatividad que rige estos establecimientos tiene algunas zonas grises que podrían eventualmente darle piso legal al asunto.

“No está claro quien los regula, ahí hay un vacío legal y en esa medida la Procuraduría puede ejercer una opción preferente. No nos oponemos al negocio en sí, ni más faltaba, solo queremos que no sean foco de destrucción de las familias. Que funcionen, sí, pero para familias viajeras como en Estados Unidos o para encuentros de scouts y que cobren la noche, nunca el rato. Importante también que si llega una pareja se le pida la partida de matrimonio, hay una interpretación de una ley de 1923 que sigue vigente que nos permitiría fijar este requisito”, aseguró uno de los promotores de la idea.

AP se dirigió a uno de estos “nidos de amor” para consultar la opinión de sus clientes habituales. Uno de ellos, que por supuesto exigió reserva de su identidad, esto dijo: “está loco ese viejo (Ordóñez) pero si insiste, mi baby y yo le ayudamos, claro, pero a punta de serrucho..ja ja ja”.

Comentarios

Comentarios