Publicado el por en Deportes, Política.

Por considerarlo inapropiado para la necesaria estabilidad de las instituciones y, sobre todo, mal ejemplo de empoderamiento súbito de débiles, el procurador general de la nación, Alejandro Ordóñez, con “el decidido apoyo” de José Félix Lafaurie, presidente de Fedegan, pidió “no darle despliegue mediático” a un eventual título del equipo inglés Leicester FC en la Premier League.

De perder hoy su partido contra el Chelsea el Tottenham, su inmediato persecutor en la tabla, el equipo que dirige el italiano Claudio Rainieri, que a comienzo de temporada solo aspiraba a no descender se coronará inmediatamente campeón de la que es considerada una de las ligas de más alto nivel del planeta. Posible hazaña que tiene en vilo al mundo entero.

“La liga inglesa es como la institucionalidad colombiana. Hay unos poderes tradicionales, de vieja data que por voluntad de Dios, porque Él lo quiso así y solo Él sabrá por qué, concentran la gran mayoría de la riqueza, es decir, de los títulos. En ese orden de ideas, cualquier desafío a su poder es necesariamente obra del maligno. En consecuencia, el Leicester es satánico tal y como lo confirma este estudio de la Universidad de la Sabana en asocio con la Universidad la Gran Colombia”, argumentó Ordóñez mientras esgrimía una carpeta ante el aplauso y un par de golpes en la mesa de Lafaurie.

“A ver les explico: el Manchester United es el terrateniente que durante siglos ha ocupado vastas extensiones, para bienestar de sus reses, que gozan de hasta diez hectáreas por cabeza, pero sobre todo de la estabilidad política y moral del país. Que un juez se haya equivocado alguna vez a su favor, pues son cosas del juego, afirmó sin aclarar a quien se refería. Desafiar su poder es jugar con candela. Eso es lo que está haciendo ahora el tal Leicester, que para estos efectos, vendría siendo el campesino que, pagado y azuzado por el comunismo internacional pide que dizque le restituyan un predio dentro de los límites de la hacienda”, complementó Lafaurie.

El jefe del ministerio público insistió en que “los jóvenes de hoy en día copian todo lo que ven la televisión, sobre todo lo malo, porque póngalos a copiar una santa quema de libros a ver si lo obedecen. El caso es que si ven que un ente deportivo advenedizo osa cuestionar el status quo, pues inmediatamente saldrán a hacer lo mismo en su espacio, es decir, a irrespetar a los padres, al policía, al sacerdote. El acabose moral, la apertura de compuertas para que ingrese ahora sí el comunismo, la masonería, el bolcheviquismo, los carros eléctricos, el uso de bolsas de tela, el imperio de maluma y quién sabe cuántas más plagas”, exclamó para luego pedirle a organismos internacionales “esculcar bien las finanzas” del equipo azul, “y verán que seguro encontrarán ahí plata de PDVSA o incluso dólares con moho por permanecer tanto tiempo en las caletas de las Farc”.

Ante la pregunta que de cuándo su interés por el deporte rey, Ordóñez aseguró que el siempre ha sido hincha de los directivos de la FIFA, “quienes con sus privilegios y facultades omnímodas, que ejercían desde sitiales pétreos  eran genuinos representantes del reino celestial en la tierra”. Admiración que, aseguró, no hizo sino fortalecerse “con un sentido profundamente solidario” en estos últimos “nefastos meses” de “infame persecución” por parte de fuerzas que también tildó de diabólicas.

Comentarios

Comentarios