Publicado el por en Política.

Estelita Gonzalez viuda de Pardo, vicepresidenta de la junta de acción comunal del tradicional Barrio Niza en Bogotá, se encuentra en la mira de las autoridades después de revelarse que el gobierno le habría entregado más de 1700 millones de pesos en diciembre para montar un portal navideño, también conocido como pesebre en vivo.

“Quiero aclarar una cosa: esto es más que un simple portal”, aseguró Gonzalez en entrevista con La FM. “Esto es una experiencia sensorial transmedia con la que estamos buscando activar el espíritu navideño de los vecinos del barrio y que trascienda a Bogotá entera y a toda Colombia. Sobre todo queremos construir una memoria histórica con miras a un futuro mejor y de paz en el marco del posconflicto”, corroboró. “Los que solo saben criticar desconocen que tuvimos que desplazar el coro de señoras a municipios aledaños donde sensibilizaron a la población sobre la importancia de la magia de la navidad y la necesidad de que el calor de hogar del pesebre no se apague en todo el año en sus respectivas familias”.

Pero las cuentas no cuadran, según lo confirma Lucerito Rosero, vecina de la señora Gonzalez viuda de Pardo: “¿No has visto la publicidad de su portal por 200 mil, incluyendo diseño y tarjetas de presentación? Hoy en día un portal se puede hacer casi gratis. Por mucho le pagas a la doméstica para que recoja unas hojas de palma seca de la calle, que vaya y corte unas pajas al humedal y que coja prestadas unas guaduas de las que traen de la finca los de la lado. Asumiendo que le pague 40 mil pesos por día a la empleada, máximo 80 mil si es que es de esas requeterecomendadas que ya casi no hay, 1700 millones de pesos es demasiada plata, ya quisiera yo como Estelita amistades entre los políticos. Mire, pasó de vender mermelada casera a ponerse un sueldo de 40 millones como si y ou de Niza Manger, SAS, como le puso a la empresa que recibió la plata”.

Mientras tanto, Gonzalez viuda de Pardo explica que no fue solamente el portal y el pesebre lo que se cotizó, sino también la preproducción de la novena, el aserrín para que el burrito y el cabrito que trajeron de Sesquilé no ensuciaran, más la traída desde Valledupar del coro de niños influenciadores. Lo anterior, sin contar los valores morales que se le inyectan a los niños y la construcción de lazos fraternales, que son invaluables y para toda la vida.

Independientemente del costo, y al contrario de lo que afirma la Sra Estelita, el portal no lo ha visitado nadie pues todas las familias del sector, como les es habitual, deciden irse a Girardot y Carmen de Apicalá a pasar las fiestas mientras el portal, si mucho, ha recibido una decena de visitas por voluntad propia, los demás han recibido un refrigerio a cambio.

Comentarios

Comentarios