Publicado el por en Detodito.

loewdef

Tras la secuencia captada durante el partido en que su equipo empató a dos goles con Ghana en la que Loew introduce su dedo índice derecho en su fosa nasal del mismo costado, la encargada de la cartera de salud de Alemania, Diana Vöeller reaccionó fuertemente.

“Creo que ha sido suficiente. Todos sabemos que está lejos de ser la primera vez que vemos a este señor dedicado a estos menesteres delante de de millones de televidentes. Si nadie dice nada, pues seré yo la que lo haga. Le digo a Joachim Loew que de una buena vez abandone esa repugnante costumbre si no quiere tener pronto un mal rato en los tribunales”.

La funcionaria fue más allá y aseguró que no se trata de un asunto estético, sino de salud pública. “A ustedes les puede parecer anécdotico, pero a los que tenemos que responder por el bienestar de la población, no. Así no lo crean, este hábito facilita la aparición y propagación de un número muy alto de infecciones y más cuando lo extraído vuelve a ser ingerido por el organismo como ya lo ha hecho el caballero. Todos sabemos que la nariz es una pequeña metrópoli para gérmenes, bacterias y microbios”.

A Vöeller le inquieta en particular que los menores sigan el ejemplo de quien es sin duda, un ídolo y referente para ellos. “Este señor puede haberle dado al país muchas alegrías, pero también nos ha dado muchas preocupaciones. Que por seguir su ejemplo millones de niños de Alemania decidan limpiarse de esta forma sus narices implica un retroceso gravísimo y abre una ventana gigante para la reaparición incluso de pandemias”.

Por último, le dio una dimensión histórica a su reclamo: “Ustedes quizás no lo recuerden, pero mucho le costó a la generación de nuestros abuelos lograr que este tipo de costumbres se superaran. Lograr que la gente dejara de sacarse las mucosidades, que se lavara las manos después de hacer sus necesidades y que se cubriera la boca para estornudar fue determinante para aumentar significativamente la expectativa de vida de quienes nacen en nuestra nación”, añadió visiblemente alterada.

Cuando fue cuestionado por la misma razón durante la Eurocopa de 2012, el adiestrador le hizo el quite al tema afirmando que no le veía nada de inapropiado a su costumbre, “más cuando en el mundo están en auge la orinoterapia y otras terapias que involucran líquidos y mucosidades corporales”.

Comentarios

Comentarios