Publicado el por en Nacional.

El proceso de llenado de la represa de El Quimbo, clave para el sistema interconectado de generación eléctrica del país, actualmente en curso, deberá detenerse y reversarse.

Todo porque uno de los funcionarios de la empresa Emgesa, encargada de su construcción, olvidó un video beam conectado a un computador con información vital para el posterior funcionamiento de la hidroeléctrica en una mesa de un caserío que a esta altura ya se encuentra sumergido.

Al parecer, el aparato contendría también la contraseña del perfil de la empresa en el sitio web de la Dian, a cual deben ingresar para llevar a cabo su declaración de renta. “Tratamos de recuperarla, pero es imposible, es más fácil desocupar lo que ya llevamos de la represa” afirmó a este portal una alta fuente que pidió preservar el anonimato.

La versión oficial, como suele suceder, es diferente. “Quisiéramos que no fuera necesario, pero no hay alternativa. Sin esos archivos que hay en ese portátil la hidroeléctrica quedaría inservible, solo con fines ornamentales y de megalavadero de ropa para las comunidades cercanas. Sabemos que tiene un costo y que, sobre todo, no tiene presentación de cara a la sociedad, pero hay que hacerlo. Aclarar que el valor de la operación le será descontado al funcionario responsable de los equipos”, señaló un alto ejecutivo.

“Trataremos de minimizar el impacto negativo del contratiempo habilitando tres sifones que acelerarán la desocupada. Aprovecharemos también para avisarle a la gente que olvidó enseres, abuelos o peces tipo goldfish que tuvieran de mascotas para que se acerquen a intentar recuperarlos”, concluyó.

Comentarios

Comentarios