Publicado el por en Bogotá, Economía, Innovación, Política.

"Que no me alcanza", parece decir el Ministro Mauricio Cárdenas.
“Que no me alcanza”, parece decir el Ministro Mauricio Cárdenas.

“Lo siento, esto es Cundinamarca y no Dinamarca. Ya quisiera que hubiera plata para todo, pero la verdad es que no alcanza y cuando no alcanza pues toca priorizar. Si Bogotá hace metro me quedo sin cinco para el posconflicto y para colmo me reportan en Datacrédito. Y viceversa, lo mismo. Entonces elijan, para eso estamos en una democracia”.

De estas sentidas palabras del Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas surgió la idea del MinTIC, Diego Molano, para que a través de sus celulares los colombianos próximamente decidan en qué quieren que el Gobierno Nacional invierta sus exiguos recursos.

“Es una maravilla, es un estado superior de la democracia, nada de democracia directa, representativa, no, esos conceptos se archivan ante la democracia 2.0, que es el verdadero gobierno del pueblo. Nada puede ser más incluyente que una consulta vía celular si tenemos en cuenta que hay más dispositivos de estos que ciudadanos. En cambio, va y monta usted un referendo costosísimo y le terminan votando los mismos cinco milloncitos de siempre”, afirmó.

Estas palabras fueron suficientes para convencer al director de Planeación, Simón Gaviria, quien dijo que “le jalaba”, que no había necesidad de que le mandaran ningún documento para que lo leyera y, lo más importante, al presidente Juan Manuel Santos que calificó la idea como “una machera”. El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, afirmó que utilizará los celulares decomisados en operativos recientes para poner a todos los niños de los colegios públicos de la ciudad a votar.

Así pues, a partir de mañana los colombianos desde cualquier celular podrán enviar la palabra METRO al #123 si quieren la megaobra para Bogotá o PAZ al mismo número si lo que quieren es una paz estable, duradera y sin líos de plata.

Comentarios

Comentarios