Publicado el por en Deportes, Judicial.

Una omisión de la directiva del cuadro capitalino que olvidó enviarles previamente una copia del contrato que iban a firmar e informarles que debían traer certificados de vacunación y copia autenticada y ampliada al 150% de sus historias clínicas, hizo que dos refuerzos uruguayos de primer nivel del equipo rojo fueran puestos en cuarentena por la Dian.

Por orden de esta entidad los dos jugadores, un volante diez y un delantero cuyas identidades siguen siendo un misterio dado que no alcanzaron a pasar por inmigración, deberán vivir durante cuarenta días en una cancha de fútbol cinco de la localidad de Fontibón mientras se comprueba que no son portadores de ningún tipo de enfermedad que puedan contagiar a sus compañeros o rivales en el terreno de juego. La ubicación de dichas instalaciones permanece en reserva para evitar operativos de rescate por parte de unidades élite de la Guardia Albi Roja.

“La legislación es muy clara. Pueden venir Messi, Boyero o Penayo, no importa. Cualquier ciudadano de otro país que venga a desempeñar labores de alto riesgo tiene que traer dichos documentos. Y como ya desembarcaron de la aeronave no se pueden devolver, no nos queda más alternativa que la cuarentena. A mí personalmente me duele, porque soy hincha, de hecho tengo un tío que es de la Barra 25 y una calcamonía (sic) en la parte de atrás de mi Renault 18 que dice ‘Santafecitolindo’, pero primero está mi sentido de la ética y la responsabilidad con el cargo de ocupo. Échenle la culpa a los directivos, no a nosotros, sean justos”, pidió el funcionario encargado de la custodia de las dos figuras.

En su lugar de permanencia, los futbolistas podrán entrenarse, recibir visitas del DT Gerardo Pelusso siempre y cuando este porte certificado de vacunación al día -incluida polio y tosferina- y porte guantes de látex y tapabocas. También tendrán acceso a juegos de mesa, a diarios ADN viejos con sudokus y crucigramas sin llenar, un orinal, dos catres y a un televisor en el que, en teoría iban a poder ver todos los partidos de su nuevo equipo, pero esto no será posible al contar este con servicio de señal de Claro.

Consultados, voceros de la Junta Directiva se limitaron a culpar a “ciertos sectores de la prensa enemigos declarados de Santa Fe” de su error.

Comentarios

Comentarios