Publicado el por en Cultura, Miscelánea, Nacional, Tendencias.

La alcaldía de la capital del Valle dio a conocer hoy las medidas para garantizar la tranquilidad durante la época de festividades que se aproxima. Entre ellas están las de la cada vez más polémica cabalgata de la Feria que tendrá lugar el próximo 26 de diciembre y cuya realización estuvo en entredicho hasta hoy.

Una de ellas seguro levantará polvareda y es la de entregarle a cada participante dos balas de dotación. Los proyectiles harán parte de un kit junto con un poncho, media botella de aguardiente, dos alka-seltzer, un preservativo, una fusta erótico-equina para usar durante el recorrido o más tarde en Condoricosas y una prueba de embarazo. Además este año y por primera vez la presentación del certificado de antecedentes judiciales o pasado judicial será requisito para poder tomar parte del evento.

“Entendemos que la imagen de la cabalgata no es la mejor, pero antes que acabar con este patrimonio inmaterial de la vallecaucanidad queremos corregir lo que tal vez salió mal en el pasado para rescatarla, devolvérsela a los caleños de bien”, afirmó Santiago Cabal, de Corpofecal (Corporación Feria de Cali). “La idea es asumir una realidad, no negarla, y más bien tratar de regularla, no prohibirla. “Creemos que dos tiros al aire por jinete ayudan a preservar una tradición y mantienen el nivel de riesgo dentro del límite de lo razonable”.

Así mismo se logró un acuerdo con colectivos defensores de los derechos de los animales para que a los equinos se les exija carnet vigente de su EPS y para permitir a activistas de Greenpeace presentes por esos días en la ciudad sustituir a una cantidad importante de caballos. Por último, se llevarán a cabo jornadas de sensibilización con la fauna aviar para que ese día eviten los sobrevuelos en el espacio aéreo del desfile equino y así evitar ser víctimas de los disparos.

Comentarios

Comentarios