Publicado el por en Bogotá, Deportes, Política.

El proyecto de los dos congresistas de levantar un monumento al juez español Carlos Velasco Carballo en las afueras del estadio el Campín no ha sido de buen recibo entre fanáticos y ciudadanía en general.

Velasco fue el árbitro que comandó la polémica terna que tuvo a su cargo el partido por los cuartos de final de la Copa Mundo de la Fifa entre Brasil y Colombia en 2014. Su actuación fue duramente cuestionada por cuenta de todo tipo de decisiones polémicas siendo la más recordada la de invalidar un gol del defensa Mario Alberto Yepes que le habría dado al equipo de Pekerman el empate transitorio.

“Sabemos que voces reaccionarias se opondrán, a ellos les decimos: no pasarán”, afirmaron a dúo.

Ante la pregunta de las razones para tan controversial gesto, Cepeda explicó: “no solo tenemos reporte de que Velasco tuvo que hacer una reseña del manifiesto del partido comunista para una tarea en segundo bachillerato, sino que tenemos la íntima convicción de que anuló de ese gol no ateniéndose a las reglas de juego, sino a lo que más le convenía a Colombia. Me explico: de haber sido esa selección campeona del Mundo hoy seguiríamos todos celebrando, incluidos los de la Habana, y la tarea inaplazable de hacer la paz se habría pospuesto una vez más. Creo que obró con un sentido patriótico ajeno que merece pleno reconocimiento”.

“Velasco Carballo fue luego matoneado, oprimido, vejado, humillado, como todas las personas que yo históricamente he defendido, que son mi razón de ser”, complementó una desencajada representante Robledo.

“La gente por lo general no sabe lo que es bueno para ella, nosotros sí. Para eso estamos: para llevar de la mano, o de la oreja si se resisten, a los colombianos por la senda correcta, gústenles o no”, concluyeron.

Comentarios

Comentarios