Publicado el por en Deportes, Miscelánea, Tendencias.

Alumno del Jardín Cañitos, practicando el baile del tubo.
Alumno del Jardín Cañitos, practicando el baile del tubo.

Divididos se encuentran los padres de familia de la capital de Antioquia por cuenta de un jardín infantil que ofrece, por medio de volantes repartidos por el vecindario, clases de baile en el tubo para niños a partir de los cuatro años.

Aunque las clases se llevan dictando desde principios del año pasado, la polémica se desató la semana pasada, cuando el sacerdote Abelardo Ramírez acusó desde el púlpito a la directora del Jardín Infantil Cañitos de promover en los niños actividades impropias de su edad.

“Es una monstruosidad que los niños, antes de aprender a hablar, ya estén aprendiendo movimientos sensuales subidos en un tubo. Nada bueno puede tener eso, los están madurando biches. Es una consecuencia del calentamiento global. Ahora todo es calenturiento.”, comentó el padre Abelardo, quien fue nombrado hace dos meses en la parroquia.

Por su parte, Teresita de Ávila, rectora del jardín, declaró que “los que ven algo malo en esta actividad física son personas morbosas, cerradas de la mente, que no entienden los beneficios a largo plazo que la gimnasia trae a los niños, este es, en últimas, un deporte como cualquier otro”.

Sin embargo John Jairo Aristizabal, un padre de familia, tiene otra opinión: “Al principio me pareció demasiado excelente que las niñas hicieran ejercicios en el tubo, pero una noche mi hija me dijo ‘compañía patrón?’ Entonces ahí si me cuestioné la educación que le daban allá”.

Desde su inaguración, el Jardín Cañitos no había recibido queja alguna de los padres, pero el caso del señor Aristizabal sumado a las palabras del sacerdote han hecho que algunos de los niños sean retirados del curso.

El pole dancing hoy es, tal y como lo afirmó la señora de Ávila, considerado un deporte, alejado de sus orígenes en salones de strip tease londinenses y es frecuente ver gimnasios para adultos que lo ofrecen como una clase más. De hecho, numerosos expertos han destacado el enorme potencial que tiene Colombia en esta disciplina, experiencias como la de este Jardín harían parte de un programa piloto del COC para formar nuevas promesas apuntando a conquistar una medalla de oro olímpica en los juegos de 2032 fecha para la cual se espera sea admitida en las máximas justas del deporte mundial.

Comentarios

Comentarios