Publicado el por en Miscelánea, Nacional.

Los pilotos estarían simulando turbulencias para no dar comida a bordo y ahorrar dinero a las aerolíneas.
Los pilotos estarían simulando turbulencias para no dar comida a bordo y ahorrar dinero a las aerolíneas.

Una nueva queja de un ciudadano dada a conocer por la Aerocivil esta mañana da cuenta de una supuesta conducta de los pilotos de aerolíneas comerciales del país, consistente en simular turbulencias para que no se sirva comida en los vuelos y de esta forma ahorrarle dinero a las aerolíneas.

Camilo Guzmán, Superintendente encargado para el servicio a bordo de la Aerocivil, explica en qué consistiría dicho comportamiento:

“Todo el mundo sabe que cuando el avión pasa por una zona de turbulencia, el servicio de comida y bebidas a bordo se debe suspender por razones de seguridad. En este caso, los pilotos estarían simulando el paso por una turbulencia haciendo subir y bajar el avión, para luego anunciar que debido al movimiento, queda suspendido el servicio. De esta forma podrían estar ahorrándole a la aerolínea millonarias sumas en comida y bebidas.”

Un piloto de una prestigiosa aerolínea nacional que prefirió mantener su anonimato denunció a este medio que ha presenciado esta situación de primera mano:

“Hace una semana en un vuelo Bogotá – Barranquilla, el copiloto me pidió que simulara una turbulencia. Yo acepté. El servicio a bordo se canceló, y cuánta no fe mi sorpresa al ver que al aterrizar, el copiloto llenaba su maletín de bolsas de achiras -que es lo único que damos en vuelos nacionales- que no pudieron ser servidas a los pasajeros.”

La situación se repetiría en vuelos internacionales con la comida de primera clase y clase turista:

“También me tocó ver cómo en un vuelo Bogotá – Miami, el primer oficial canceló el servicio a bordo. Al otro día vi su nevera llena de crepes de carne sin carne, huevos resecos, bananos pecosos y panes duros. Es demasiada coincidencia.”

Al ser consultada la aerolínea sobre estas denuncias, la respuesta dejó más preguntas que respuestas:

“Colombia es ejemplo de dos cosas en la vida: Bancos solidarios y aerolíneas comprometidas con los precios bajos. La verdad es que un tiquete aéreo es algo tan barato en nuestro país que la gente no puede esperar que además se le de comida en los vuelos. Lo hacemos como un acto de supremo desprendimiento y generosidad, con todo y que el precio de la comida está por las nubes. Si alguna vez le hemos pedido a los pilotos que hagan una maniobra en vuelo, será para calmar algún niño llorón o para levantar del baño a alguien que se esté demorando mucho. De resto, jamás.”

La Aerocivil emprenderá una investigación tan rigurosa y severa como la que hizo por los pocos baños de El Dorado, las demoras con la nueva torre de control, o la imposible devolución del dinero de los carritos.

Comentarios

Comentarios