Publicado el por en Bogotá, Política.

2013-12-08T214705Z_1425828297_GM1E9C90FZL01_RTRMADP_3_CURLINGLa queja que entabló ante la CIDH no es la única acción ante ese organismo protagonizada por el aún alcalde de Bogotá Gustavo Petro. Por considerar que fue víctima de una injusticia y una persecución “infame” por parte del Comité Olímpico Colombiano ha acudido una vez más ante esta instancia.

Sostiene el mandatario que esta entidad fue “cómplice de las mafias” al no permitirle a la delegación “Basura Cero” representar a Colombia en los Juegos Olímpicos de Sochi en la modalidad de “Curling”.

Como es por todos conocidos, una vez asumió el servicio de recolección de basuras de la Capital, la dirección de recursos humanos y bienestar laboral del Empresa de Acueducto detectó el enorme potencial de varios de sus empleados para dicha disciplina, sin mayor recorrido en Colombia.

Así las cosas, en tiempo récord se hizo una selección de los mejores talentos y se preparó al equipo en la pista de hielo que gentilmente les adecuó el frigorífico Guadalupe.

Tanta preparación tenía, como es natural, tenía muy ilusionados a todos en el Palacio Liévano.  De ahí el tono de las palabras del burgomaestre cuando se confirmó que definitivamente no habría viaje.  “No es más que la clásica discriminación de las oligarquías reinantes que imperan con soberbia y roban oportunidades a nuevos estandartes que vienen desde abajo y que por no llevar títulos de nobles no les permiten participar de las justas”, dijo, enardecido, el Alcalde.

“Nuestros muchachos están en capacidad de barrer mil veces más que cualquier campeón olímpico certificado”, añadió. Mientras tanto, por el lado del Comité dan sus razones para haber negado el vistobueno al equipo. Alegan que no se habían surtido todos los pasos que exige el trámite. “Nos llego una orden directamente de la Procuraduría alegando que hasta que no se definiera la legalidad o no del cambio en el modelo de recolección de basuras en Bogotá no nos podíamos mover”, aseguró un vocero.

Por ahora los trabajadores de “Basura cero” van a tener que seguir desperdiciando su innegable talento en las calles capitalinas a la espera de poder conseguir en el futuro para nuestro país la tan deseada presea dorada.

Comentarios

Comentarios