Publicado el por en Política.

Muy molestos se mostraron hoy los distintos personajes del mágico universo de Walt Disney tras conocerse la postura del procurador general de la nación, Alejandro Ordóñez, en la que se opone a que los animales sean considerados en Colombia sujetos de derechos reales. Esto en el marco de una demanda del personero de Bogotá a dos artículos del código civil. Del punto de vista de esta entidad se puede inferir que Ordóñez es partidario de que los animales sean tratados como cosas ante la ley.

El gremio de personajes de Disney, en el que, justamente, los animales son mayoría, no solo rechazó esa postura sino que fue tajante al afirmar que, “si así son las cosas, entonces el procurador de Colombia tampoco es humano, pues nosotros llevamos más de medio siglo interactuando con humanos, intercambio que se da sobre una base de igualdad de tal manera que un cambio en la naturaleza de una de las partes inmediatamente tiene efectos sobre la otra”.

Un iracundo Winnie the Pooh, dando muestras sorprendentes de gran dominio de los asuntos legales, afirmó: “es horrible lo que ese señor quiere, abre la puerta para crear un precedente nefasto en la legislación internacional, si se sienta doctrina entonces a mí me pondrían a trabajar el triple y sin poder quejarme, fatal”.

Igualmente molesto, Tío Rico, quien aún conserva su condición de pato, sugirió que tras tal postura podría haber un interés oculto en que los bienes de los animales pasen “a manos de oportunistas con poder”.

“Es verdad que pararse 18 horas del día a pleno rayo del sol a aguantarse pelaítos malcriados que te patean las pelotas en los parques es inhumano, pero no por ello se nos puede rebajar a cosas”, complementó el ratón Miguelito.

Mucho más frentero resultó el Pato Donald, quien, en su tradicional estilo, lanzó una andanada de insultos contra el funcionario la cual concluyó con un certero “viejou pirobou”.

Comentarios

Comentarios