Publicado el por en Política.

OrionGarzonDef

Orión, el carismático canino que a mediados de año le solicitara a su amo, el entonces vicepresidente Angelino Garzón, no aceptar la embajada en Brasil tiene sobre sus hombros otra compleja decisión. Al menos así lo dio a entender Garzón al afirmar que será su fiel compañero quien lo saque de la encrucijada en que lo tienen los ofrecimientos para que sea candidato a las alcaldías de Bogotá y Cali.

“Como el país ya lo sabe él es el que manda en esta casa y es, de lejos, mi mejor consejero político. Sin duda es el indicado para tomar la decisión, no encuentro a nadie con más sensatez, bagaje y visión estratégica”, afirmó.

El mecanismo será muy similar al que inmortalizara al muy recordado pulpo Paul: se podrán a disposición del pastor alemán dos platos de comida: uno representando a Bogotá y el otro a Cali. Según cuál elija, su amo obrará en consecuencia. En caso de no optar por ninguno entonces Garzón recurrirá al mecanismo de la sopa de letras Maggi. La primera ciudad que le aparezca en la cuchara será la que marque su futuro político. “Ahí sí dejo todo en manos de la virgencita y de milagroso de Buga, cualquiera sea la ciudad que salga saldré inmediatamente a la Registraduría a inscribirme, redactaré el plan de gobierno, convocaré a las fuerzas vivas y luego, por último y si queda tiempo, iré a conocerla. Lo importante aquí es que cualquiera sea el municipio de Colombia, este tendrá la fortuna de ser gobernado por Angelino Garzón”, afirmó.

Lo único que ya está confirmado es que, en cualquier caso, de salir ganador el ex vicepresidente en las urnas a Orión ya se le prometió la Secretaría de Gobierno. “Es parte de la nueva política que vengo a proponer, las nuevas ciudadanías que trascienden lo humano. Es hora de conquistar el voto canino. Además, no será el primer animal en ocupar un cargo de este nivel, ja ja ja”, bromeó, por último, Garzón.

Comentarios

Comentarios