Publicado el por en Salud y bienestar, Tecnología, Tendencias.

La Asociación Americana de Siquiatría confirmó hoy que el temor visceral que millones de usuarios del servicio de mensajería instantánea Whatsapp sienten cuando un contacto les envía un mensaje de voz ya puede ser catalogada como fobia patológica. Ha recibido la denominación provisional de “Digivozfobia”.

Excesiva ansiedad manifestada en sudoración, angustia, sentimientos de culpa y tendencia a refugiarse en otras actividades es lo que suelen experimentar quienes padecen esta condición.  La investigación que terminó con la declaratoria encontró casos de usuarios de este servicio que conservan mensajes de voz de 2011 todavía sin escuchar. El testimonio de un paciente que hizo parte del estudio es revelador: “Ahí está: todos los días lo miro, ‘me  hace ojitos’, pero algo dentro de mí que es muy fuerte, que es como una presencia, me impide darle play”.

“Es un tema complejo, porque estamos enfrentando dos flagelos: la Digivozfobia y la Textifobia, que es la enfermedad que le impide a millones en el mundo escribir lo que desean expresarle a su interlocutor prefiriendo grabar un mensaje. Hay casos realmente críticos de esta última, como los de aquellos que prefieren grabar ‘sí’ en lugar de escribir el monosílabo. Y aún más grave: el de quienes envían un mensaje de voz sin voz y de cinco minutos de duración para dejar claro que quieren castigar a su contacto con su silencio, pudiendo simplemente dejarlo en visto”, explicó a AP Marcel Boadosantos, médico siquiatra que lideró la pesquisa.

“Esto es serio. Para quienes creen experimentar los síntomas la recomendación es buscar apoyo en un profesional o, más complejo y en un futuro, intentar sostener una conversación de voz, una tecnología revolucionaria, todavía en prueba que permite, en tiempo real, sin necesidad de grabar, el intercambio de mensajes”.

Comentarios

Comentarios