Publicado el por en Internacional.

Mujicon

BOLIVIA –  Un desagradable incidente tuvo lugar en la Quinta Asamblea de Países Exportadores de Cultura celebrado en Cochabamba, cuando el presidente uruguayo Pepe Mujica, en medio de un inspirador discurso sobre las consecuencias del cambio climático en América, hizo una pausa para “chitar” un perro.

Confundido se mostró el auditorio cuando el muy carismático mandatario empezó a lanzar patadas al aire mientras describía las estrategias que América Latina debe seguir para adaptarse a los retos del siglo XXI.

Polémicas frases como “En la memoria de nuestros ancestros se encuentra la sabiduría suficiente para… Soltáme la pierna, Animal” y “Es deber de los privilegiados proteger la… Te voy a convertir en salchicha, desgraciada sabandija” han causado la mayor sorpresa y los más fuertes aplausos.

El secretario de comunicación de la Torre Ejecutiva afirmó desde Montevideo que el presidente Mujica está muy apenado, pero que incidentes como este no deben ser vistos de manera negativa sino como una oportunidad para tender puentes de entendimiento. Un ejemplo que los países industrializados deberían seguir.

El can en cuestión -al que Mujica se refirió varias veces como angurriento, deschavado, canchoso y tarúpido- ha sido identificado como Rober, un carismático can mestizo del sector que se encuentra en condiciones estables y recuperándose.

A pesar de las incoherencias e interrupciones, el discurso de Mujica, como cualquier cosa que haga o deje de hacer, ya es un éxito viral y ha sido retuiteado más de 4000 veces.

Comentarios

Comentarios