Publicado el por en Bogotá, Política.

Al parecer el supracandidato, Enrique Peñalosa, no está muy contento con que las encuestas lo ubiquen de nuevo en el primer lugar a falta de tres meses para las elecciones para la Alcaldía de Bogotá. En ese orden de ideas, pidió en comunicado a las diferentes empresas encuestadoras el marginarlo para así no entorpecer su nueva y, según dice, “última campaña”.

Naty Cardona, creative vp and manager of resources de Peñalosa asegura que esto es un claro ejemplo de “bulllying” político contra el candidato. “Estamos cansados de que siempre nos pongan en el primer lugar para luego tener que aplazar la celebración y quedarnos con todos los preparativos por culpa de la irresponsabilidad de los medios”, alega.

“La vez pasada habíamos comprado 4 mil cupcakes orgánicos y alquilamos 300 bicicletas esperando una megaparty y vea, nos quedamos viendo un chispero y perdimos el deposito que habíamos dejado”.

Por ahora después de radicada la queja esperan respuesta de las firmas encuestadoras para que Peñalosa pueda dormir tranquilo y no sufra con la ilusión de volver a la alcaldía de la capital, situación que lo inhabilitaría como candidato por lo menos por los próximos siete años, algo que, según allegados, “sería imposible de sobrellevar para él”.

Comentarios

Comentarios