Publicado el por en Farándula, Interné, Miscelánea.

Un hecho inesperado se vivió este fin de semana en la central de almacenamiento y streaming del servicio de contenidos de video por demanda, Netflix cuando sus técnicos intentaron poner a disposición de los suscriptores todos los capítulos del recordado seriado colombiano Padres e hijos. De repente todas las demás producciones comenzaron a aparecer como “no disponibles” al tiempo que  el programa que narra las aventuras y desventuras de una familia de clase media colombiana así como el cuadro de adicción de su hija menor con los trámites notariales del matrimonio comenzaba a ser el único que podía reproducirse.

“Acá en Netflix tenemos una filosofía: todo o nada. Compramos los derechos de esta serie y, como hacemos siempre, la pedimos toda. Debimos haber sospechado desde el momento mismo en que vimos un montacargas llegar con ella, cuando lo normal es que sea un memory stick o máximo un disco duro externo”, afirma un vocero que accedió a hablar con este portal.

“Comenzamos con nuestro protocolo de subida, y algo nos dijo que íbamos a tener problemas cuando después de ocho horas apenas iba por el seis por ciento. Revisamos, y toda la serie junta pesaba 2 Yottabytes, el problema estuvo en que nuestro sistema no nos permite detener la carga de archivos. Esto hizo que todo el contenido nuevo, sobre todo las lloradas de Daniela, que era la parte más pesada, comenzara a desplazar y, eventualmente, borrar el del resto de títulos que tenemos a disposición, de ahí el inconveniente”, añadió la fuente quien aclaró que pronto se activó el protocolo de emergencia, redirigiendo el tráfico a su servidor de respaldo.

Ante lo acontecido, Netflix ha tomado la decisión de desistir de ofrecer en su menú online la producción que duró 16 años al aire. La tendrá disponible para alquiler en DVD toda vez que el suscriptor corra con los gastos de envío del contenedor.

 

Comentarios

Comentarios