Publicado el por en Tendencias.

Conscientes de que un altísimo número de personas poderosas no domina la destreza del cierre de las puertas de los carros de manera autónoma, la ONG noruega Hope Together lanzó hoy un programa de apoyo a estas personas para capacitarlos.

“Se tiene la falsa creencia que la labor de las ONG debe ir dirigida a las comunidades en situación de vulnerabilidad y no necesariamente es así. Quienes están más arriba también tienen necesidades y de ellos nos vamos a ocupar. Hemos conocido historias desgarradoras de excongresistas, expresidentes de multinacionales que una vez abandonan sus cargos temen utilizar vehículos simplemente porque no saben cómo se cierran sus puertas. Y antes que burlas lo humanitario aquí es entender el drama y darles herramientas para superar este vacío en su proceso de aprendizaje para que al cabo de unos meses puedan ser seres humanos perfectamente aptos para la vida en comunidad”, expresó su Johans Guremberg, su director para las Américas.

“Es un tema tabú, lo ha sido desde siempre y es hora de insertarlo en la agenda del debate público. Hay mucho sufrimiento alrededor del asunto. Mucho matoneo también, la pasan realmente mal los pocos rebeldes que le piden a sus choferes y escoltas que los dejen aprender. Son inmediatamente señalados por sus colegas y convertidos en objeto de burlas atroces. Esto lleva a historias como la de un exministro que en las noches, cuando su esposa ya se había dormido, bajaba a hurtadillas al garaje de su edificio y podía durar horas abriendo y cerrando la puerta de su vehículo, dándole rienda suelta a una represión que no debería existir, menos en estos tiempos”.

Justamente por el estigma mencionado, la ONG ha sido enfática en que la inscripción y participación en estos talleres es de carácter anónimo por lo que bajo ninguna circunstancia se hará público el listado de participantes.

Comentarios

Comentarios