Publicado el por en Tendencias.

Muy preocupado se declaró el Ministerio de Educación con los resultados de la encuesta decenal de vocación y perfil laboral revelados esta mañana. El hallazgo más inquietante es que el 80 por ciento de los menores entre los diez y los quince años de edad participantes en la indagación que se hizo en 1.200 planteles educativos de todo el país escribió “patrón” como respuesta a la pregunta de “¿Qué quieres ser cuando grande?”.

Entre las razones por dicha preferencia figuran respuestas tan sorprendentes como “Es que el patrón no trabaja y además lo respetan”, “El patrón de mi papito tiene muchas mamitas”, “Si el patrón es el que manda al alcalde, yo mejor soy patrón. Además es el dueño del equipo de fútbol” o “Al patrón del pueblo le gusta que tiremos voladores por el piso y eso me divierte mucho”.  Inquieta también el alto grado de identificación que demostraron niños y adolescentes con expresiones como “el trabajo lo hizo Dios como castigo”, “el vivo vive del bobo, pa-pá” y “qué pasó mijo que p’antier es tarde”.

Varios menores aseguraron también que sus compañeritos que dicen querer estudiar en la universidad son objeto de matoneo por parte de los que ellos llaman “los duros y los capos” del curso.

“Catastrófico, apocalíptico, dantesco. Es la evidencia palmaria de que la cultura mafiosa ha permeado estructuralmente a esta sociedad llegando hasta sus más profundas raíces. Vienen décadas sombrías, de obsesión por el dinero fácil, agresividad, ramplonería, auge de mercados ilegales y mucho, mucho jean sin bolsillo y brassier de tiras transparentes”, expresó, por su parte, Stalin Flórez, profesor de la Facultad de Sociología de la Universidad Nacional.

“Es un síntoma más de la enfermedad holandesa, esta vez en la esfera cultural. Los auges de recursos no renovables tienen a largo plazo este tipo de consecuencias que son graves, pues conllevan desindustrialización, debilitamiento del agro e impactos negativos en la balanza de pagos”, añadió Tomás McAlister, profesor de economía de la Universidad de los Andes.

Tanto el presidente Juan Manuel Santos como la ministra del ramo, Gina Parody, aseguraron que si hay paz, los niños van a querer volver a ser policías, médicos y bomberos. Por su parte, el Procurador, Alejandro Ordóñez, aseguró que la encuesta es ‘esperanzadora’ pues permite pensar que el país va rumbo a ser una nación de terratenientes temerosos de Dios con castas que trabajan y otras que rezan y acumulan capital, que es lo que dicta el orden natural de las cosas. Por último, el Fiscal General de la Nación anunció que ya contrató una asesoría para averiguar si hay lugar para investigar a quienes históricamente han promovido el gusto por el mal gusto y el dinero fácil.

Comentarios

Comentarios